Play It Again Wert!

Análisis del Anteproyecto de Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa en España (LOMCE)

Para comenzar, me gustaría aclarar que no estoy en contra del señor Wert. Es más, me parece una persona brillante, culta y con una habilidad especial para el aprendizaje de idiomas. Sin embargo, parece que el Ministro desea todo lo contrario a sus compatriotas españoles. Pero, ¿por qué? En este asunto de la educación, intuyo que el Ministro será valiente y se quedará hasta el final cual capitán del Titanic, pero ¿dónde demonios se han metido los icónicos violinistas? Parece ser que los músicos han perdido ya toda esperanza y confianza en su buen hacer artístico. Se han quedado sin las partituras y no recuerdan los compases de “La Primavera” de Vivaldi.

En este análisis del borrador que nos presenta el Ministerio de Educación, voy a interpretar (siempre bajo mi punto de vista) algunos de los puntos cardinales de esta vieja brújula estropeada:

Las reválidas: Another Brick in the Wall

La propuesta de la última reforma educativa incluye dos reválidas para obtener los títulos de ESO y de Bachillerato (ya no habrá Selectividad). ¿Para qué sirven estos exámenes/controles de calidad/evaluaciones/ejercicios? Recuerdo la poca gracia que nos hacía a los estudiantes que los profesores jugaran a diario con los eufemismos.

En este vídeo, al señor Ministro le parece todo muy divertido. Podríamos discutir, hasta que se derritan los Polos, la integridad y los fundamentos que defiende José Ignacio Wert en esta grabación. Pero vamos a tener la fiesta en paz.

Siguiendo con el tema que nos ocupa, opino que los jóvenes no necesitan ningún “control de calidad” como personas y, para evaluar su aprendizaje, tampoco necesitan cuestionarios modélicos iguales para todo el mundo sino un desarrollo práctico que les permita incentivar su imaginación y creatividad. Le garantizo que verá rápidamente las muestras de aprendizaje. Como bien saben, no somos todos iguales. En mi opinión, las reválidas no son nada estimulantes para afrontar el fracaso escolar y no alivian, ni mucho menos, las ganas de abandonar el instituto. La estructura sigue siendo demasiado férrea o Merkeliana.

Contrarreforma ideológica: segregación por sexo

“El Anteproyecto permite conceder subvenciones a los colegios que imparten educación diferenciada” leo en El País. ¿Qué clase de sociedad están ustedes creando? Ya sabemos que existen diferencias entre los hombres y las mujeres, pero tratar de educarles en ámbitos separados, no contempla valores tan importantes como la tolerancia, la igualdad y la cooperación.

Tasa baja de alumnos excelentes

¿Qué diantres es para ustedes la excelencia educativa y qué pretenden con ello? ¿Y por qué se representa con números? Le sugiero que cuando se encuentre el próximo iceberg, procure reinventar RADICALMENTE (a gritos se lo digo) ese sistema de calificaciones que no se sabe bien qué mide y que no garantiza el aprendizaje de nada (se lo resumo así).

Tú a la oficina y yo a la fábrica”

En 1938, a los 13 años, mi abuelo dejó el colegio para ponerse a trabajar con su madre (le cayó una bomba y se rompió un brazo) vendiendo pescado. Yo no sé si se el PP piensa que sus reformas “son la bomba” o si pretende que en 2038 sea mi hijo quien trabaje conmigo… En definitiva, ustedes proponen crear “programas de mejora del aprendizaje” para los estudiantes de 13 años. ¡Demonios! La mejora del aprendizaje es algo holístico y que, en pleno siglo XXI, comienza desde una reestructuración del modelo educativo. ¿Para qué van a condenar la vida y la educación de un niño hasta los 13 años?

Por otro lado, está el asunto de la Formación Profesional (FP) y del Programa de Diversificación. No puedo evitar asociar (y esta es una impresión personal) este ciclo de formación a aquellos profesionales, marcados de por vida, que trabajaban en las cadenas de montaje de las fábricas del siglo XIX. Dos siglos después, seguimos dando tumbos y peleando por borrar de nuestro vocabulario términos como segregación, discriminación, exclusión, marginación y todos sus sinónimos y derivados. Hagan ustedes una reforma estructural de carácter general y verán cómo no hay que necesidad de tatuar a los chavales como si fuesen vacas. (Tenga en cuenta los valores que se promueven a lo largo del artículo).

Nueva ronda de consultas

El Ministerio iniciará una nueva ronda de consultas con profesores, asociaciones, comunidades autónomas y otros organismos institucionales. ¡Oiga! ¿me van a decir que en su ronda de consultas le han sugerido todas estas “reformas” que no tienen nada que ver con la integración y el respeto, el espíritu emprendedor, la curiosidad, la innovación, la participación y la colaboración (en detrimento de la competitividad) y el progreso? ¿Con quién se ha entrevistado usted, Señor Ministro?

Reconozco que hay tantas opiniones como mares en el mundo y estoy dispuesto a considerar las opiniones de los más veteranos capitanes y grumetes de alta mar. Para concluir, quisiera darle ánimos al sr. Wert dado que no se trata de reparar la brújula sino de ‘inWERTir’ para diseñar un nuevo sistema de navegación. Así, señor Ministro, seguro que a la próxima conseguimos enderezar el rumbo y evitar el iceberg.

Buen viaje.

Lisandro Caravaca (@lisandrotradu)

Anuncios

Acerca de lisandrocaravaca
Traductor. Escritor. Community Manager. Deportista. Soñador. Sigue descubriendo por tu cuenta. Translator. Writer. Community Manager. Sportsman. Dreamer. Discover who I am by yourself.

2 Responses to Play It Again Wert!

  1. Guadalupe says:

    Lisandro, tu crees que Francia, G. Bretaña o Alemania son países que ignoran los más elementales derechos? Pues en todos ellos existen exámenes de Estado. También en EE.UU.
    Supongo que ir a estudiar a Eton no se considera educación segregada, en Móstoles, sin embargo sí?.
    Si tu crees que deben desaparecer las calificaciones ¿qué alternativa propones?
    Si un alumno que quiere ser electricista o mecánico tiene que esperar cuatro años de aburrida ESO para poder optar a serlo corre el riesgo de no ser nada, se acaba cansando. Lo que se debe hacer es facilitarle la vuelta al sistema si sus condiciones e intereses cambian, pero no aprisionarle en el muro de un aula que no le interesa, con compañeros que no le interesan y materias que no le interesan.
    ¿Qué se entiende por reforma estructural de carácter general?, tengo la sensación de que criticamos eufemismos para proponer más eufemismos. Los problemas de la educación son complejos y abordarlos no resulta fácil. En cualquier caso pasan por valorar socialmente la educación, a los maestros y profesores, bastante bien preparados, en general, educar a los hijos en la responsabilidad y la autonomía personal, acompañarles en el camino.

    Justo todo lo contrario de lo que ahora ocurre… Bueno esto sería muy largo…

  2. María Eugenia Bayo Pérez says:

    Me encanta la aportación de Guadalupe de “valorar socialmente la educación”, y sí, hablar de este tema sería muy largo, pero voy a dejar algo ahora. Estoy a favor de los controles,(me da igual el nombre) para que se asuman responsabilidades por los alumnos según las etapas; y para detectar problemas, también para orientar (que no es lo mismo que discriminar); aunque es cierto que no harían falta si los proyectos educativos fuesen exigentes pero más racionales, estoy a favor de la exigencia a los padres, porque son los responsables de la educación de sus hijos y el rollito del trabajo, el estrés y demás …no les exime de sus obligaciones. No me vale lo mal que lo están pasando las familias con la crisis,que es verdad, pero es que cuando lo pasaban bien, mejor o estupendamente, tampoco asumían si estaban transmitiendo a sus hijos una forma de vida, unos valores, una EDUCACIÓN, o simplemente se dedicaban a darles cosas, matricularles en actividades para rellenar horarios; decirles que sí a todo para que no se traumatizasen o se sintiesen menos que sus amigos, sin olvidar que también es educación hacerles conscientes de que cuando la cosa va mal, hay que afrontarlo y pelear. Y estoy a favor de exigir a los profesores… me basta con pedirles que sean eso ¡PROFESORES!, y no funcionarios de la educación, dueños y señores de su aula, defensores a ultranza del desarrollo del programa de cada curso, pero que año tras año no protestan por el desastre educativo de enseñar muchas chorradas inútiles y demasiados datos pormenorizados cuando ven que la realidad es que sus alumnos fallarán en su vida en lo más elemental, pensar, razonar, entender lo que leen, y ser lo suficientemente educados como para que sus hijos no sean la continuación del desastre. Pero todo eto no creo que esté en el punto de mira ni del ministro ni de esta sociedad maravillosa del bienestar que hemos creado. Mª Eugenia Bayo Pérez

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: